Historia del Museo

El Museo de Arte Colonial de San Francisco, posee un amplia colección, museográfica ligada al arte colonial andino, pinturas, textiles, platería, mueblería y esculturas, originado en América durante los siglos XVI, XVII y XVIII bajo los dominios de la corona española. Este arte con gran auge en los inicios de la llegada de los españoles tuvo como centro artístico los talleres de Cusco, Perú donde nacieron grandes maestros de la pintura americana como Basilio de Santa Cruz quien creó la serie más importante de pintura colonial americana durante los años 1668-1684 y que hoy se expone en la Gran Sala del museo.

En las siete salas que componen el Museo de Arte Colonial de San Francisco, podemos encontrar una variedad de tallas originadas en la Escuela Quiteña (Quito, Ecuador) otro de los grandes centros artísticos destacados en la época colonial amerciana, quienes enfatizaron en la creación de imágenes sacras que eran derivadas a las distintas iglesias, conventos y casas particulares de la época.

Una de las pocas manifestaciones artísticas que destacaron en Chile en la época colonial fue el trabajo en platería que tuvo un fuerte impulso con la llegada de los hermanos jesuitas bávaros quienes profesionalizaron este arte creando un taller en las zonas de Calera de Tango, hoy estos trabajos se exhiben en la Sala Capitular del museo junto a otras obras creadas por jesuitas en la época colonial.

También destaca la Sala Gabriela Mistral, que en su interior se exhiben los facsímiles del premio nobel, la medalla y el diploma otorgados por la academia sueca en 1945.

El Museo está compuesto por siete salas, Sacristía, San Pedro de Alcántara, Gabriela Mistral, Capitular, Gran Sala, San Diego de Alcalá y una Sala de Exposiciones Temporales para artistas emergentes. El conjunto de salas y el inmueble (Iglesia y Convento de San Francisco) declarado Monumento Nacional en 1951 han transformado al Museo de Arte Colonial de San Francisco en el mayor exponente del arte baro andino en América siendo un centro de estudio permanente para estudiantes y turistas que lo visitan diariamente durante el año.